Rechazamos el Nombramiento de Carlos Huber como Jefe de Zona del Bío Bío

Ya en octubre 2019 el Contralmirante Carlos Huber se desempeñó como Jefe de Defensa Nacional en la Región del Bío Bío luego de las manifestaciones que se desarrollaron a lo largo del País, donde durante su mandato murió atropellado un joven de 21 años por un camión militar, situación que se esclareció sólo hace unas semanas donde pudimos apreciar mediante un video que se difundió, donde quedó en evidencia que el atropello no fue del todo accidental como se argumentó.

La muerte de Manuel Rebolledo Navarrete se encuentra actualmente en investigación, luego de las denuncias presentadas por la familias del joven y el Instituto Nacional de Derechos Humanos INDH, por tanto quien fuere la autoridad máxima en aquella oportunidad, hoy es investida con la misma responsabilidad sin que la ciudadanía tenga claridad sobre su responsabilidad ante los hechos ocurridos durante su mandato anterior.

Del mismo modo, y ante los innumerables antecedentes de los abusos y vulneración de los derechos humanos cometidos durante las semanas del estallido social, como Consejeros Regionales solicitamos junto otros 6 COREs una sesión especial para abordar estas materias, donde se requería la participación del Contralmirante Carlos Huber, quien no asistió y tampoco envió justificaciones por sus inasistencia, mostrando su total indeferencia con la autoridades regionales quienes requerimos su presencia para conocer en detalle los eventuales errores y abusos cometidos.

Por esta razón requerimos al Intendente Sergio Giacaman revertir el nombramiento, dado que a la luz de la experiencia reciente, no existen garantías de que se respeten los derechos de las personas. Esto junto a la ausencia de voluntad de coordinar, en conjunto con las demás autoridades políticas, tanto comunales así como regionales y  mucho menos con la ciudadanía organizada, cómo enfrentar de mejor manera la emergencia sanitaria que vivimos como País y Regiones.

Del mismo modo,  queremos manifestar la insuficiencia de las medidas adoptadas hasta ahora por el Presidente Sebastián Piñera, que aún pone en peligro a los cientos, incluso miles de trabajadores y trabajadoras, que se desempeñan en la gran industria y las mega construcciones, quienes hasta la fecha no han recibido garantías para ponerse en resguardo y deben continuar desarrollando sus actividades laborales.