Nuestro rechazo a la nominación de Cruz-Coke al directorio del Teatro Bio Bio

rechazo a la nominación de Cruz Coke al directorio del Teatro Bio Bio

Por razones de fondo sólo podía rechazar la nominación del Diputado Luciano Cruz-Coke al Teatro Regional del Bio Bio, en la votación realizada en el CORE el pasado miércoles 7 de agosto seguida de la elección de cinco directores para el Parque Científico y Tecnológico (PACYT). Aparte de la discutida incompatibilidad jurídica del parlamentario o de ser todas presentadas sobre la marcha en el Consejo, hubo ausencia total de deliberación sobre méritos, visión y perfiles para ambas aprobaciones. El Intendente Giacaman expresó claramente a la prensa al ser interpelado: “Así funcionan estas cosas”. Por esto en ambos casos nuestro rechazo integra contenido.

  • rechazo a la nominación de Cruz Coke al directorio del Teatro Bio Bio

Lo vimos cuando el Gobierno Regional congeló sin fundamento el traspaso de fondos al Teatro durante casi seis meses, haciéndose parte de una campaña de desprestigio orquestada desde el directorio a través de una medida que podía exponerlo a la quiebra, lo cual no ocurrió. Meses de piruetas procedimentales no lograron esclarecer en el Consejo las razones de tal congelamiento, así como ahora tampoco fueron tema las renuncias que dieron lugar a los reemplazos impuestos.

Como se ve, el gobierno y sus grupos de poder vienen por todo, aplicando calculadamente normativas escritas a la medida, las que esta vez ponen en el directorio de PACYT a representantes de la pesca industrial y de universidades con sede en Santiago. Ni una sola propuesta de organismos públicos y con perspectiva regional. En un mismo día quedaron claros el tipo de investigación científica y de arte que promueve el Gobierno Regional en instituciones receptoras de recursos públicos, con nombramientos a la manera de los directorios privados. Todo ello mientras en paralelo se discute “actualizar” la Estrategia de Desarrollo del Bio Bio (ERD) y se pontifica sobre participación.

  • rechazo a la nominación de Cruz Coke al directorio del Teatro Bio Bio

Afortunadamente el mundo artístico ha levantado su voz para establecer que la cultura es más que reparto burocrático de cuotas e implica coherencia y compenetración. Existe una necesidad voraz de espacios de decisión colectiva, de construcción de proyectos integrales de promoción y creación, de desarrollo de nuestra identidad. Lo hemos planteado antes al exigir un mejor uso de los recursos para el REC, modificando la licitación y equilibrando el gasto hacia la región, así como cambiar el foco en el impacto turístico para centrarlo en la promoción cultural, ya que ella es la que puede tributar al turismo y no a la inversa, y dado que las y los trabajadores de la música enfrentan la carencia crónica de espacios y oportunidades, mientras resisten la desidia de las políticas culturales junto a actores, actrices y demás disciplinas.

Cuando el poder carece de conexión mínima con l@s cultor@s, creador@s y masa crítica ciudadana, se renuncia fácilmente a dar pasos elementales para salir de la irrelevancia regional que hoy padecemos. En estos días de votaciones erráticas, la voz del arte invita a replantearnos lo que el colonialismo mental de las autoridades elude: el desafío de la soberanía cultural, en este caso procurando que el Teatro Regional del Bio Bio deje de ser un botín.